miércoles, 12 de diciembre de 2007

Literatura

Para empezar, un poco de literatura. Si para amar hay que conocer, y ni la moda escapa a esta máxima, el mejor punto de partida no puede ser otro que una librería. Hay para todos los gustos y bolsillos.

Una de las sorpresas más gratas que nos brindó 2006 fue el anuncio de la editorial Gustavo Gili, especializada en diseño y arquitectura, de lanzar su primera colección específica de moda. En poco más de un año ha conseguido despempolvar y dinamizar un campo editorial que llevaba unos años estancado y poner en las estanterías títulos divulgativos y para todos los públicos, pero también de más específicos, dirigidos a profesionales.

El best-seller es, por el momento, Víctimas de la Moda. Cómo se crea y por qué la seguimos, que contesta la pregunta del millón: quién decide qué nos ponemos. Entre las exquisiteces, la reedición en España de las memorias de Christian Dior, que él mismo escribió en 1956. Lo mejor de esta autobiografía es que explica al detalle cómo funciona este business y creo que esta parte es importantísima (y muy educativa) para todos aquellos diseñadores que empiezan (aunque también se da en carreras de lo más dilatadas) y que viven están en las nubes, ajenos a la realidad de un negocio durísimo.

Acaba de publicar una aproximación a Balenciaga, escrita por la conservadora del Victoria & Albert Museum, Lesley Ellis Miller. El gesto de recordar al maestro es bueno, pero creo que siendo nuestro máximo exponente y uno de los grandes de la historia de la moda, esta edición es más bien modesta. El contenido es bueno, aunque no dice nada que no se supiese, y cojea un poco de material gráfico. De todos modos, es más que aconsejable.

Para neófitos, 50 respuestas sobre la moda, del sociólogo Fréderic Monneyron, todo lo que quisiste saber sobre la moda y nunca te atreviste a preguntar. Pues ahí está. Y para diseñadores recién salidos de las escuelas y para todo aquel que quiera montar un negociete relacionado con este mundo, tendría que ser lectura obligatoria La gestión de las empresas de moda, de dos profesores de la escuela de negocios SDA Bocconi de Milán, Stefania Saviolo y Salvo Testa. Quizás peca de local, expone el modelo italiano y da ejemplos de marcas del país, y claro, la realidad en España dista bastante.

Lo bueno de los libros de la Gili son sus precios, que oscilan entre los 20-30 euros, y que los podemos encontrar en cualquier librería. Detrás de esta colección está Inmaculada Urrea, historiadora y diseñadora, experta en moda, una profesional como la copa de un pino, que tenía ya publicada su biografía de Coco Chanel antes de que viniese todo este boom que poco aportan de más. Además de seleccionar los títulos a publicar (es lectora ávida e incansable), da clases de historia de la moda y dirige junto a su socia Marta Camps la consultoría Sofoco Media, especializada en moda, claro.

Y dejando a un lado esta editorial, de la que parece que me lleve comisión, destacar otra novedad editorial que merece especial atención: el libro conmemorativo que Taschen hace a Valentino con motivo de su 75 aniversario y aprovechando el año de su despedida. Como la ocasión lo merece, y sin olvidar que hablamos de alta costura, se presenta en doble edición, una limitada y otra sublime, ambas del todo inaccesibles. Todo un lujazo, una para los 2.000 súper fans dispuestos a desembolsar 900 eurazos, y otra, cuyo precio es una incógnita, sólo apta para alguna fortuna de Dubai con tinte intelectual.

1 comentario:

Sally McBeal dijo...

Esta primera parte me pareció genial... usted tiene futuro en esto del periodismo pink, Riera jeje. ¡¡Bravo!! Felicidades y muchos ánimos.