martes, 9 de septiembre de 2008

080, desangelado

Esta vez, eligieron mal el sitio. La 080 Barcelona Fashion, pasarela + showroom comercial, se celebró la semana pasada en el pabellón 8 de Fira de Barcelona, el mismo que utiliza la Bread & Butter para la estrella del salón: Denim. Claro, acostumbrados a entrar en él arrastrados por una marabunta humana y, una vez dentro, vernos rodeados de stands enormes y repletos de gente, pasillos a rebosar, música ensordecedora, todo-guai-todo-cool, con la Moritz en la mano... y hacerlo ahora, oh! tan vacío. Parecía como si en julio una explosión hubiese devastado el Bread & Butter y hubiese dejado en pie, tímidos y tambaleantes, cuatro stands dispuestos unos por allí, otros por allá, y por ahí al fondo, ups! una pasarela.

Ay ay ay, esta vez que aciertan con las fechas, resbalan con el lugar. Lo que me sorprende es que si la organización es consciente del tamaño del acontecimiento, de su proyección y sus aspiraciones, ¿por qué eligen un mega pabellón del recinto ferial? Se veía tan desangelado. Ésta es una pasarela de jóvenes diseñadores que interesa a prensa, inversores y compradores en busca de ideas nuevas, arriesgadas y vanguardistas. En el universo de la moda de España, este colectivo si llega a representar un 5% del total ya nos podemos dar con un canto en los dientes. Por tanto, quizás lo mejor sería encajarlo en un espacio a su medida para evitar que este 5% no se pierda por los rincones.

Durante el 080 me preguntaron si este 5% bien valía los 1,2 millones de dinero público que el gobierno catalán se gasta en cada edición. Pues sí... y no. No, porque sigo pensando que la cifra es desorbitada para lo que en realidad es. Cierto que la organización fue impecable, que el servicio de prensa fue excelente, que la atención fue buena, el material entregado, sensacional... pero no por ello deja de ser algo pequeño. No se le puede dar la magnitud económica de un Cibeles o una desaparecida Gaudí.

De todos modos, creo que sí bien vale la pena porque este 5% es importantísimo. Son los que deciden what´s next: son las revistas más cool, los coolhunter más cool y las tiendas más cool de las ciudades más cool. Todos ellos tendrían que estar ahí (otra cosa es que estén, clarostá).

En el caso de que estén: Si éstos elevan a la categoría de coolest a uno de los diseñadores de la 080, no sólo impulsan su carrera y ponen en marcha a toda una mini industria a su alrededor, sino que dan fe de la pasarela, la consolidan como plataforma de talento y generan con ello una onda expansiva entre los ambientillos más cool del resto del planeta. Y así, de cool a cool, tiro porque me toca y Barcelona se convierte en lo más del mundo mundial.

¿Y por qué la Generalitat nos quiere tan cool? Porque en un momento en el que son las ideas y no la industria lo que genera riqueza, se precisa urgentemente de éstas. Urge talento para hacer mover la rueda de la economía. Ideas que seduzcan, que otorguen valor a un producto o servicio, por las que el consumidor se emocione y esté dispuesto a pagar un poquito más. Si consiguen convertir Barcelona en un hervidero de ideas, podría ser gran foco de atracción de inversión.

De todos modos, y visto lo visto, al 080 le queda muuuuuuucho camino todavía por recorrer.

9 comentarios:

sally mcbeal dijo...

¡Grande cucurusa!, como siempre.

downbylaw dijo...

Hola.

Estuve en Barcelona y visité el 080.

1) el continente
De acuerdo contigo. Es el problema del “minimalismo”, ese cajón de sastre y su débil frontera entre “white cube” y aparcamiento.
De todas formas si hubiera estado lleno de visitantes este mismo minimalismo pasaría inadvertido (¿entonces para que?) y con ello llegamos al verdadero problema:

2) poder de convocatoria. Cantidad + calidad
Es cierto que las fechas son mejores que las anteriores (sin olvidar que coincide con Nyc y con ferias en Paris (Who´next, Premiere classe, Pret a porter…)).

Pero lo cierto es que el poder de convocatoria fue bajo.
Barcelona apareció. Pero poco más.

Ni prensa internacional/ ni compradores internacionales/ ni cazadores internacionales
Y esta es la cuestión. Porque el problema es que ese 5% tampoco apareció.
Se trataba de internacionalizar a la moda de Barcelona. Y aquí se fracasó.

3)La solución: industria cultural o el fin de los complejos.

Totalmente de acuerdo contigo:
La solución pasa por enfocar la moda de Barcelona como una industria cultural (y turística e incluso educativa).
Que se lo digan a París, Londres o Amberes.

Y desprendernos del complejo de ex potencia textil (las empresas llevan años deslocalizándose y lo seguirán haciendo). A ver si realmente alguien considera que los diseñadores del futuro harán resurgir a la industria textil. A lo más, como bien indicas, una mini-mini industria con muchísimo valor añadido.
Claro que llegado este punto tendríamos la discusión de si la moda debe estar bajo la “tutela” de la consejería de empresa (actualmente) o de la consejería de cultura.

4)el fin de los complejos (y 2)

Para crear una verdadera plataforma de moda vanguardista podemos copiar conceptos existentes… pero copiemos a los interesantes.

a)El futuro no pasa ni por pasarelas ni por desfiles. Demasiado antiguo. (¿De que sirve que desfile Irina Lazareanu?)
En todo caso debería ser algo secundario.

El futuro pasa por crear un concurso potente al estilo de Hyeres (¿alguien recuerda a las modelos que desfilan en Hyeres?), Its o Genart.
(Eso sí, no un concurso cerrado y absurdo al estilo botón/mango)

Un concurso abierto a Cataluña y al resto del mundo.
Un concurso que intente atraer a los más nuevos. Con buenos premios y buen jurado. (Seguro que mucho menos costoso para las arcas publicas. ¡Es que son 1,2 mill! )
Ya el hecho de celebrarse en Barcelona ayudaría a los diseñadores locales.
Si se tiene que especializar el concurso se especializa (p.e. accesorios / hombre / mujer).
Solo si vienen los mejores se avanzará.

b)El otro camino es el de los showrooms en el extranjero (al estilo 6/Amberes).

El showroom barcelona (ya lo comenté anteriormente) era y es una gran idea.
Pero desgraciadamente ha pasado a un segundo término.
Hasta en Madrid se envidió en su momento esta acción (dudo que pase lo mismo con el 080).
Y ha pasado a un segundo plano por que se ha vuelto a enfocar toda la energía (y el dinero) en una pasarela (080). Tanto Mustarós, en su momento, como los actuales gestores han cometido el mismo error.
Y que nadie piense que el 080 consigue más negocio o imagen para los diseñadores.

El evento del 080 tiene un presupuesto de millón y pico y el showroom barcelona no llega a cien mil.
Claro está que el 080 da de comer más a los organizadores que el showroom barcelona. (Y ya tenemos el clásico pez que se muerde la cola).
¿Pero, repito, hay negocio para los diseñadores? ¿Se consigue imagen para la moda de Barcelona?
El showroom barcelona debería expandirse por el todo mundo mundial.
10 showrooms en 10 capitales del mundo a una media de 100mil no llegarían al presupuesto de un 080 (de una temporada).

Esto es buscar negocio e internacionalización. Lo demás, lo de siempre.


5)Last but not least: el contenido

Claro.
El contenido también es importante.
La moda en Barcelona es endogámica (mucho mas que en otros países). Una vez dentro del circuito se puede aguantar años y años y años.
No me importa tanto que no vendan.
Pero si su calidad. Y más cuando se trata de proyectar una imagen.

El gran problema reside en que se toma como referencia la moda en Barcelona o España.
Craso error.
Los diseñadores de Barcelona no compiten con Vigo o Madrid, compiten (¡o eso deberían querer!) con Copenhague o Berlín o Kuala Lumpur.
Estas son la referencias que deben tomar los seleccionadores (y los propios diseñadores). Y más si se trata de crear una referencia mundial.
Es absurdo competir por una migaja en el ¿mercado? español (sin mentar a la manida crisis).

Dicho esto y tomando como referencia Europa:
Solo dos nombres me parecieron a la altura de la vanguardia europea. Perfectamente se podrían codear con ella.
Me sorprendieron y desconcertaron. Y de eso se trata, que no te dejen con un “ya visto” en la cabeza.

El Delgado Buil
(Aunque desgraciadamente desfilen en Cibeles. Que bien les iría una temporada en el extranjero para despegar de verdad y jugar en la división de honor.)

Gentz Suarez
(Accesorios europeos y de vanguardia. Rotura con el modelo español “produzco 200mil pares”.
Y sí, por fin alguien que siga la senda de los grandísimos, nunca suficientemente considerados en este nuestro país (esto daría para otra historia), Muñoz Vrandecic. Dignos compañeros de viaje.)

Que no decaigan.

Los demás diseñadores correctos sin más y ya requetevistos en la vieja Europa.
Desgraciadamente.


Bueno creo que esto ha sido casi un manifiesto.


Una vez más gracias por tu espacio y saber hacer.

best
downbylaw

JAG dijo...

El tema es que finalmente consigan vender -aquí o dónde sea-. (Ya sean diseñadores "alternativos", cools, supermegacools o lo más rancio del planeta.)

Otra historia es cómo esas deseadísimas ventas pueden beneficiar a Barcelona (Catalunya) en algún sentido.

En el mejor de los casos algún jovencito/a podrá vivir del trabajo de sus sueños. Y lo cierto es que los chicos no lo hacen mal -salvo hirientes excepciones.

Totalmente conforme con tu propuesta de un gran concurso internacional. Brillante observación la del casting. Además yo abandonaria tanta tutela y asesoramiento... que para algo han estudiado en escuelas de moda los chicos del Projecte Bressol y algo de eso sabrán. Tanta tutela, por cierto, es un trato de favor a una serie de individuos que en nada beneficia a los contribuyentes.

Saludos

VANESSA DATORRE and LEIRE URZAIZ dijo...

Las pasarelas y la moda española en general, dan pena!!! Las escuelas, son para millonarios, los que desfilan en cibeles parecen funcionarios, y así estamos.
Deberíamos de aprender de los belgas!!

Patri dijo...

todos comenzamos....seguro que con el paso de los años va a mejor...o no...

Patri dijo...

Hola, hola...otra vez...
Hay alguien por ahi??, hago sorteo en el blog, estás invitada aparticipar.

Un abrazo

downbylaw dijo...

hola,

inmersos en una crisis global de dimensiones aun desconocidas, pequeñas reflexiones:

1)¿servirá esta crisis para que los diseñadores hagan (por fin) las maletas y exploren el mundo?

2)si hay crisis (que la hay)de consumo en España (más que en otros países) ¿será el momento para cambiar el target de nuestros eventos y dirigirlos decididamente
a buscar resonancia en el exterior?

3)ni escuelas de moda, ni tutelas
pero desde luego ayudas.

no es el momento de destruir lo que queda del estado social.


4)feliz navidad


down

Paola Jordan dijo...

yo estuve pensando en ir al 080...por lo que veo hice bien en no ir jejej pero el bread and butter esta en mi lista de sitios por visitar antes de morir jejeje
Pasate por mi blog que he hecho mi primer sorteo :D

bss

beauty and fashion dijo...

sorry i don't understand.

thanks